Jue. Jul 2nd, 2020

Las principales modalidades son a través de lanzamientos o ingresos de encomiendas

Un importante aumento en la cantidad de droga incautada registra durante este año el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Coyhaique, cifras que se dispararon durante el mes de junio y que a juicio de la institución penitenciaria podría tener relación con las modificaciones al régimen interno del recinto penal producto de la Pandemia.

El último intento fue detectado este fin de semana a través de las encomiendas, esto mientras un individuo intentó ingresar cuatro sacos de leña, al ser analizados en la maquina rayos X se detectó que en uno de ellos arrojó una coloración anormal lo que derivó en una revisión más minuciosa, en concreto se encontraron 12,4 gramos de cannabis.

“La no existencia de visitas genera que estos elementos intenten ser ingresados por otra vías y una de las más riesgosas son los lanzamientos, porque nuestro personal tiene que disputar la captura de estos elementos con la población penal, de manera que no se los queden ellos y podamos rescatarlos nosotros” explica el alcaide del CCP de Coyhaique, teniente coronel, Alex Miranda Torres.

En efecto en lo que va del año se han registrado 26 eventos relacionados con el ingreso de drogas al CCP de Coyhaique, quince de los cuales fueron durante el mes de junio. Las formas más usadas son la de lanzamiento desde el exterior, más conocido cómo pelotazo, y los ingresos a través de las encomiendas.

La estadística que lleva la unidad penal de Coyhaique a la fecha indica que se ha interceptado el ingreso de 240,8 gramos de cannabis y 10,1 gramos de clorhidrato de cocaína de acuerdo a las pruebas de campo realizadas por las policías. Sin embargo lo que preocupa a Gendarmería es que del total del año, 193 gramos de cannabis han sido incautados durante el último mes.

Las formas más usadas para intentar ingresar droga u otros elementos prohibidos en las encomiendas,  dicen relación con insertar elementos prohibidos entre los alimentos o envases con doble fondo, tarea para la que es fundamental el trabajo de los funcionarios que realizan el control y recepción de los envíos.

La inversión en tecno-vigilancia también  ha sido fundamental para fortalecer el trabajo que realizan los funcionarios de Gendarmería en el ingreso de encomiendas, pero también en la guardia interna, que es donde existe más riesgo para el personal. Por ello durante los últimos años se renovó la máquina de rayos X e instaló un moderno circuito cerrado de televisión, herramientas que permiten detectar el ingreso de elementos prohibidos, además de aportar material probatorio en las causas judiciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *